martes, 5 de febrero de 2013

Mujer de Viento y Coraje



Mujer de viento y coraje,
mujer tan eficaz,
cada día renaces
en el fuego fatuo de tu linaje.
Eres la dirección prohibida,
el sueño reincidente e inalcanzable
que siempre quise transitar.

Fuiste enmudeciendo
los páramos de mi andamiaje
sin la menor indulgencia.
Armada de una ternura vigorosa,
te fuiste desvaneciendo
con la inquebrantable aquiescencia
de quien conoce la fuerza escrupulosa
con la que me gobierna tu ausencia.

Mujer de viento sin equipaje,
mujer tan capaz,
fuiste enturbiando
lo más profundo de mi ser
con esa esencia tan misteriosa
que segregan tus glándulas milenarias
en cada caricia vertida,
en cada pose tan majestuosa.

Como un juramento,
aduces el presentimiento
del gesto amable que reposa
sobre mi incontenible deseo de plenitud,
hoy totalmente convertido en gratitud.

Mujer de viento
siempre habitaste 
en esa orilla 
que está fuera de mi alcance.
Mujer perspicaz,
que un día me deslumbraste 
con ese haz de luz cegadora
que brotaba tras tu antifaz.

Con exacerbada laxitud
has ido anegando mi alma
apasionada y orgullosa,
en el rigor de tu tormento
fuiste haciendo temblar mis cimientos.
En el abandono que reflejó tu expresión,
al aflojar la llave maestra
con la que blindaste tu corazón,
a los pies de aquel instante de eternidad.

En el que, 
con un acto ahíto de contrición,
convinimos inventar una nueva vida.
Sin futuro, sin pasados 
ni posible demolición,
al abrigo de las cenizas 
de mis besos robados
y los suaves destellos de tu intuición.

Para volver a nacer,
en el fuego fatuo de tu linaje,
para dejar de flotar a la deriva
como leños secos 
que escapan ilesos del oleaje.

Mujer hecha de versos,
no tuve inconveniente en enfermar
de esta antigua espera tan conocida
que nace del coraje
que tuviste al aceptarme
tal y como soy,
y sin disfraces.

Esta expiación en carne viva,
que me vacía de tanta rutina.
Leve espera tan convencida
de llevarme a ninguna parte,
haciendo de la existencia
un tránsito más soportable.
Mujer de viento y coraje,
desde hace un tiempo ya sabes
que no me canso de esperarte.

                                              Otto

15 comentarios:

  1. Ays cielo! lo que no puede ser no será pero te ha dado el sentir, el soñar...

    Un beso de viento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido una transfusión de vida e ilusión, siempre le estaré agradecido.

      besos grandes cariño

      Eliminar

  2. "Silba el viento dentro de mí. Estoy desnud@. Dueñ@ de nada, dueñ@ de nadie, ni siquiera dueñ@ de mis certezas, soy mi cara en el viento, a contraviento, y soy el viento que me golpea la cara." (Eduardo Galeano / 'El Libro de los Abrazos')

    Un beso de buenas noches.

    PD: ¿Qué técnica? Oleo, acrílico, acuarela...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mujer de viento y marea,
      que azotas el rumor de mis venas.
      Gracias por estar ahí,
      en este borde de mi,
      donde a veces te encuentras.

      PD: cambié la imagen,
      en el cuadro estoy utilizando tintas acrílicas
      ya lo pondré cuando lo haya terminado.

      Eliminar

    2. Valiente y seguro de ti mismo, por lo menos al pintar, con la pintura acrílica no hay vuelta atrás una vez dada la pincelada...

      Un beso.

      PD: Un final es también un principio. No podrás volver a empezar hasta que termines del todo el duelo. Porque nada se termina hasta que no se acaba y se escribe el . final...

      Eliminar
  3. PD2: Por cierto, bonita canción.

    ResponderEliminar
  4. Tan convencido estoy
    de tu gran transparencia en lo que vivo,
    de que la luz, la lluvia, el cielo son
    formas en que te esquivas,
    vaga interposiciòn entre tù y tù
    que no estoy nunca solo
    mientras la luz del dìa me parece tu alma,
    o cuando al encenderse las estrellas
    me van diciendo cosas que tu piensas.
    Esa gota de lluvia
    que cae sobre el papel
    es, no mancha morada, florida del azar,
    sino vaga y difusa violeta
    que tù me envìas del abril que vives.

    Pedro Salinas

    Ahora a tu poema:

    Mujeres viento...mujeres coraje
    Aqui estàmos todas de alguna manera reflejadas
    el universo femenino es muy vasto, como la propia naturaleza
    sin viento, no se esparcirìan las semillas...
    y sin coraje otras no se animarìan a brotar.
    o serìan comida para pàjaros, que tambièn es una noble tarea en el ecosistema de la vida.
    Y aqui interviene el poeta ayudando con su soplo de versos a que caigan en tierra fèrtil.
    Sin duda la cosecha serà abundante.

    Felicitaciones Otto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me abrazo a tu comentario, porque supiste leer la referencia colectiva entre mis versos, ese pequeño homenaje a vosotras, que sois la fuente de la vida.

      Habrá cosecha, pero antes nos tocará disfrutar una nueva primavera.

      Un abrazo..)

      Eliminar
  5. Que arte Otto, que arte.
    Mujer de viento y coraje... como no esperarla con toda la fuerza que nace de tus palabras... fijo que un pestañeo es capaz de alzar al vuelo cualquier sentimiento.
    Siempre me han gustado tus metáforas, tu delicadeza escogiendo palabras, que te voy a decir que no sepas.
    A veces parece que no estoy, pero en verdad no es que no lea, simplemente lo hago por otros medios, porque el tiempo, es de lo que menos puedo presumir.
    Aunque no aparezca... estoy.
    No te quepa duda. Perderse tus escritos, es como un delito mayor.

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres un cielo Gala, me acariciaste con tus palabras una vez más. Sé que estás y te lo agradezco de corazón.

      Un beso manchego.

      Eliminar
  6. Coincido con tus comentaristas: eres grande, escribiendo y explicando lo que sientes. Me agrada leer tus sensaciones y pensamientos porque se perciben muy auténticos. Tú admiración deja un hermosa huella que consigue que todas/os disfrutemos al leerte :))

    un fuerte abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De aquí nace la poesía, de esta antigua afición a buscar un poco de calor.

      Besos grandes.

      Eliminar
  7. Tus letras reflejan a la mujer, es un placer venir a tu espacio y encontarme con tanta poesía. Beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las caricias que no dan mis manos,
      se me convierten en palabras,
      como por arte de magia.

      besos

      Eliminar