sábado, 16 de febrero de 2013

(Entre Paréntesis) reedición


El silencio... que reside en tu boca
bate mares embravecidos, rompiendo olas desnudas
de besos urdidos entre las rocas.

Tu gesto... camina ausente en el trote silente de mis latidos,
que pierden el ritmo y tratan de huir desfallecidos,
(en la techumbre de tu paréntesis).

El viento... oscuro lamento en su sin sentido,
baila tangos con las hojas, en la orfandad de tu verbo
y el deshaucio de sus ramas...
...tus palabras.

Tus palabras... cubrieron rastrojos con amapolas,
llenaron los campos de aromas de espliego..
Rociaron dulzura por los barbechos,
haciendo autopistas en caminos estrechos.

El insoportable vacío de tu sintaxis,
terrible el estío "entre comillas"
de la ausencia latente de tu morfología,
la sed que me guía.

La coma, comatosa, que sigue en coma,
el punto y seguido desvanecido.
Los puntos suspensivos sin dejar de suspenderse...
...en este suspense que abandonó el guión
¡ en el instituto-forense !
donde sólo somos dos signos de exclamación.

Tan solo dos puntos:

Tú y yo, en una leyenda que transciende la semántica
de que no soy yo quien escribe estos versos.

Si no más bien tu sedimento,
que recorre mi cuerpo
y se precipita en mi aliento
al sentir que la lengua
se me llena de barro,
en el breve paréntesis
que encierra tu ( silencio )

                             J.angel)


No quedará en la noche una estrella.
No quedará la noche.
Moriré y conmigo la suma
del intolerable universo.
Borraré las pirámides, las medallas,
los continentes y las caras.
Borraré la acumulación del pasado.
Haré polvo la historia, polvo el polvo.
Estoy mirando el último poniente.
Oigo el último pájaro.
Lego la nada a nadie.

                  (J. Luis Borges)

Licencia Creative Commons
ce qui embellit le désert por Jose angel de la torre Cifuentes se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en cequiembellitledesert.blogspot.com.

15 comentarios:

  1. Difícil mantener tanto silencio en un paréntesis. Los puntos suspensivos tienden al infinito tratando de escaparse....sin encontrar el lugar exacto donde poner el último punto.
    Una belleza de versos donde el silencio cobra voz.
    Un abrazo poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un poema antiguo, de hace un par de años. Efectivamente celebro que hayas sido tan observadora como para comprender que es un poema sin punto y final.

      Gracias, un beso fuerte.

      Eliminar
  2. La sed que te guía bebe de los recuerdos y éstos hacen brotar maravillosos versos. No hay silencio que pueda con tanto amor.

    Besoss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es uno de los mayores dolores de la vida. Amar a a alguien y saber que no puedes vivir con esa persona.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Hay silecios que se hacen eternos...
    Pero tu poema se hace corto.
    Lo disfruté.

    Un abrazo grandote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay demasiado volumen en versos que pasan inadvertidos entre sus cabellos.

      Eliminar
  4. Esos sedimentos que consiguen que escribas estos versos son prodigiosos y espectaculares...
    enhorabuena poeta, lo que es digno de ser releído merece la pena republicar.

    un fuerte abrazo :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es curioso que republicar, suene como si quisiéramos destronar al rey.

      Un abrazo amiga

      Eliminar

  5. Ausencias y silencios que nos mantienen en vilo, paralizados y perdidos... incapaces de hacer pie...

    Un beso.

    ResponderEliminar

  6. PD: A la deriva... y a merced de las mareas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya sabes que es la luna la que rige el ritmo de las mareas, ha sido siempre así desde tiempos inmemoriales. Yo habito este cuerpo menguante, y dirijo como puedo mi espíritu itinerante.
      Cada visita tuya es una nueva caricia, un viento que orienta y una luz que me empapa.

      Un gran abrazo

      Eliminar

    2. Gracias por tus palabras...

      Un abrazo y un beso.

      Eliminar
  7. Bueno, está bien que pongas algunos poemas antiguos, merece la pena, y así actualizas el blog, no sabía que habias vuelto a actualizar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar